Esta actividad se realiza anualmente desde el año 2002 y nace a partir de la formación de las familias que recurrieron a las TRHA y que participaron de los talleres de reflexión.
Los encuentros generalmente se realizan en salones infantiles o al aire libre ya que los niños pequeños, de hasta 10 años, son sus principales protagonistas.
Los encuentros tienen el propósito de compartir las experiencias y la felicidad de ver crecer a nuestros hijos; además, ofrecen un espacio en el cuál los niños sienten que no son los únicos nacidos por esta vía.